Sigue nuestras novedades:
2 septiembre, 2012 - Por: 

La importancia del juego para los niños

El juego para los más pequeños, a una edad temprana, es necesario y muy importante. Es vital que los niños jueguen, se relacionen con otros niños, aprendan valores, a relacionarse, jugar al aire libre, etc.

Según unos estudios recientes, hay un problema con los niños y su actividad en el juego. Los niños cada vez juegan menos. Cada vez tienen menos amigos, menos juguetes, no se relacionan tanto… puede llegar a ser preocupante porque los niños aunque jueguen solos, deben hacerlo.

De igual modo, también se ha observado que los más pequeños, a una edad cada vez más temprana empiezan a jugar con dispositivos electrónicos, algo muy preocupante. Por una parte, hace que tengan menos amigos, no se relacionen, no jueguen a juegos donde se muevan y se motiven, no tienen imaginación ni desarrollan la creatividad y además, se aíslan.

Hay que promover los juegos con los vecinitos, amigos del colegio, reuniones con amigos y familiares e incluso, con los padres. Hay que desarrollar sus inquietudes, su creatividad con múltiples actividades, bailes, carreras, deportes, etc.

Entre algunos ejemplos, por ejemplo: carreras, carreras de sacos, el escondite, pintar, la rayuela, preparar obras de teatro, jugar con marionetas, disfrazarse, contar cuentos, inventar cuentos, jugar con muñecos, etc.

Continúa leyendo...


El desarrollo infantil luego de los 2 años

Los bebés crecen muy rápido. Cuando nos damos cuenta, ya nos han cumplido el primer añito y a partir de ese momento, necesitan todos los estímulos del mundo… quieren aprender a caminar, quieren correr, jugar, moverse, etc. Cuando el...

Ayudar a los hijos con dificultades lingüísticas

Cuando tenemos un hijo o un niño pequeño en la familia, todos quieren que crezca sano, sin alteraciones y que sea el más listo. Pero en ocasiones, mientras el crío va creciendo y empieza a balbucear sus primeras palabras,...

La agresividad en los niños

¿Por qué nuestros hijos, de repente se han vuelto tan agresivos y han perdido el control? Una cosa son los disgustos, las rabietas típicas de cualquier niño y otra cosa muy distinta, la rabia desmedida que pierde el control...