Sigue nuestras novedades:
6 septiembre, 2012 - Por: 

Ayudar a los hijos con dificultades lingüísticas

Cuando tenemos un hijo o un niño pequeño en la familia, todos quieren que crezca sano, sin alteraciones y que sea el más listo. Pero en ocasiones, mientras el crío va creciendo y empieza a balbucear sus primeras palabras, empiezas a darte cuenta de que algo “no va bien”. Algunas palabras no las pronuncia bien. Por ejemplo es muy frecuente escuchar algunos críos pronunciar mal la R, la Z…

Cuando empieza a pasar esto empieza a ser algo más serio cuando el crío ya va al colegio. Va cumpliendo años y con cinco, ya se notan los defectos en la pronunciación de ciertas palabras.

¿Qué se debe hacer en estos casos? Los padres se deberían preocupar, dejar tranquilo al crío, será algo pasajero, llevarlo a algún especialista, etc.

Primero de todo, para tranquilizar o no a los padres, los más pequeños pueden tener esos problemas en la pronunciación hasta los cuatro añitos. Con esa edad, muchas palabras no las pronuncian bien, algunas letras se les resisten y suelen ser las más habituales precisamente la doble R (RR).

Hay que distinguir muy bien el caso en el que el niño no pronuncia muy bien esa letra y cuando realmente no se le entiende y tiene un problema en la pronunciación. ¿Qué hacer?

En el primer caso, cuando es algo que vemos como leve, podemos dejarlo correr un poco. Darle al niño tiempo para ir viendo su evolución. No ser muy exigente con el niño ni presionarlo.

En el segundo caso, deberíamos plantearnos llevar al niño a un especialista. Primero sería conveniente poder preguntarle al tutor del niño. Comprobar su evolución su grado en el problema de pronunciación, etc. Evaluando al niño, se le puede llevar sin ningún problema, a un especialista para que le ayude.

Continúa leyendo...


El desarrollo infantil luego de los 2 años

Los bebés crecen muy rápido. Cuando nos damos cuenta, ya nos han cumplido el primer añito y a partir de ese momento, necesitan todos los estímulos del mundo… quieren aprender a caminar, quieren correr, jugar, moverse, etc. Cuando el...

La importancia del juego para los niños

El juego para los más pequeños, a una edad temprana, es necesario y muy importante. Es vital que los niños jueguen, se relacionen con otros niños, aprendan valores, a relacionarse, jugar al aire libre, etc. Según unos estudios recientes,...

La agresividad en los niños

¿Por qué nuestros hijos, de repente se han vuelto tan agresivos y han perdido el control? Una cosa son los disgustos, las rabietas típicas de cualquier niño y otra cosa muy distinta, la rabia desmedida que pierde el control...