Sigue nuestras novedades:
19 diciembre, 2012 - Por: 

La agresividad en los niños

¿Por qué nuestros hijos, de repente se han vuelto tan agresivos y han perdido el control?

Una cosa son los disgustos, las rabietas típicas de cualquier niño y otra cosa muy distinta, la rabia desmedida que pierde el control y se une a la agresividad.

Hay que estar muy pendiente porque una vez empiece a insultar y tener esas conductas inapropiadas, volverá a repetirlo. Cuando veas que ya lo ha hecho, intenta ponerle remedio porque desde ese momento solamente irá a peor. En cualquier momento ya empezará a morder, escupir, insultar, tirar de los pelos, dar manotazos, patadas, etc.

¿Qué falla? Ante todo, lo de siempre: paciencia! Lo primero, hazle saber sin gritar, ni pegarle, que esas conductas NO están bien y no las vas a consentir más. No puede hacerlo. ¿Por qué lo hace?, ¿Se siente mejor haciéndolo?, ¿Consigue algo con eso?

Cuando empiece con conductas muy leves como algún insulto ligero, simplemente evítele. No le prestes nada de atención y al final, se cansará y verá que con esa conducta, no va a conseguir absolutamente nada.

En la mayoría de los casos, solamente quiere llamar nuestra atención. Cuando empiece a tener las primeras conductas, no te rías, no le rías las gracias a nada de lo que hace mal y desde el primer momento hazle saber que está muy mal hecho. Castígale si es necesario.

Continúa leyendo...


El desarrollo infantil luego de los 2 años

Los bebés crecen muy rápido. Cuando nos damos cuenta, ya nos han cumplido el primer añito y a partir de ese momento, necesitan todos los estímulos del mundo… quieren aprender a caminar, quieren correr, jugar, moverse, etc. Cuando el...

Ayudar a los hijos con dificultades lingüísticas

Cuando tenemos un hijo o un niño pequeño en la familia, todos quieren que crezca sano, sin alteraciones y que sea el más listo. Pero en ocasiones, mientras el crío va creciendo y empieza a balbucear sus primeras palabras,...

La importancia del juego para los niños

El juego para los más pequeños, a una edad temprana, es necesario y muy importante. Es vital que los niños jueguen, se relacionen con otros niños, aprendan valores, a relacionarse, jugar al aire libre, etc. Según unos estudios recientes,...